Se acercan las Navidades y con ellas, sus tradiciones. Hoy queremos contarte la historia dedos de las más emblemáticas del País Vasco: Santo Tomás y el Olentzero.

Oletzero y Mari Domingi con un grupo de niños
Foto de El Diario Vasco. José Mari López, 24 de diciembre del 2015

El día de Santo Tomás Apóstol (21 de diciembre) se celebra una popular feria en varios municipios de Euskadi, entre ellos Bilbao y San Sebastián. Durante todo el día y por toda la ciudad hay exhibición, concurso y venta de productos diversos. Es costumbre vestirse con el traje típico y comer talo (torta de pan hecha con harina de maíz, agua y sal) con txistorra. También suele haber música popular amenizando la jornada y exhibición de animales de caserío. Uno de los lugares más concurridos de la jornada suele ser el corral de la cerda, un ejemplar hembra de gran tamaño criada especialmente para la labor de lucirse ante niños y mayores y que en el pasado era sorteada. Este año Potxola será la encargada de amenizar la celebración.

*Vídeo EITB

Tradicionalmente, esta fiesta constituye el punto de partida de las Navidades en nuestra zona.

*Vídeo Donostia Kultura

Pero, ¿cómo surgió esta festividad? Todo comenzó a mediados del siglo XIX cuando los arrendatarios de tierras de los pueblos de Gipuzkoa venían a San Sebastián a pagar las rentas a sus propietarios y aprovechaban para hacer sus compras y vender sus productos. Esta costumbre derivó en la organización de una feria en la plaza de la Constitución donostiarra que ha perdurado hasta nuestros días.

En los últimos años se han hecho grandes esfuerzos por convertir la fiesta en un evento sostenible. Iniciativas como el empleo de vasos reutilizables, la recogida individualizada de aceites usados en los puestos, la mejora en las condiciones de los animales de exhibición, etc. son claves para vivir una fiesta respetuosa con nuestro entorno.

En Naturbero aplaudimos estos esfuerzos y el próximo miércoles no faltaremos a esta divertida cita anual.  Así como tampoco faltaremos a la cabalgata del Olentzero la tarde de Nochebuena y que es la otra tradición cuyo origen queremos recordarte.

Seguro que conoces a este querido personaje que la noche del 24 de diciembre baja del monte para traer los regalos a los niños, pero es posible que no conozcas su leyenda. En Naturbero hemos querido recuperar la figura de este entrañable ser de la mitología que personifica también los valores del respeto al medio ambiente y el amor por la naturaleza.

Aunque la fecha concreta de la procedencia del bonachón carbonero es un misterio, se cree que es anterior a la cristianización y que está relacionado con las fiestas del solsticio de invierno. Posteriormente y al igual que sucedió con los Reyes Magos, pasó a creerse que anunciaba la llegada del niño Jesús. Su leyenda terminó de consolidarse en los años 80 y 90 y hoy en día es uno de los símbolos de Navidad más reconocibles y queridos por nuestros niños.

El Olentzero es un hombre alto, grueso, que viste con el tradicional traje regional vasco (camisa negra, albarcas, pañuelo al cuello y txapela), con barba negra y que fuma en pipa. Aunque es un hombre solitario que vive aislado, también es entrañable e inocente  y le gusta comer y beber vino. También se le asocia con el fuego, como elemento purificador, debido a su profesión. Tan querido es este viejo personaje de cuento que, hasta tiene un popular villancico en su honor en euskera y que en su inicio dice así: El Olentzero ha ido al monte a trabajar, a hacer carbón; y cuando ha escuchado que Jesús ha nacido ha venido corriendo a dar la noticia.

Como muchos sabréis, la víspera de Navidad se celebran cabalgatas en su honor por toda Euskadi  y en ellas siempre va acompañado de sus queridos animales de granja: cabras, ovejas, ocas, etc. Llega a la ciudad con sus regalos, esperando a que los niños se acuesten para poder hacer el reparto y les obsequia con caramelos para que la espera hasta el día siguiente no sea tan larga. Además, los últimos años ha contado con la ayuda de su fiel compañera, Mari Domingi; vestida también con el traje típico y original tocado blanco en forma de caracol (gorro nombrado por varios autores antes del siglo XVI).

No nos cabe ninguna duda de que hoy en día, un personaje tan vinculado a la naturaleza como el Olentzero, habría cambiado el carbón por el pellet, ya que éste último a diferencia del otro, genera energía renovable.

Desde Naturbero te animamos a que disfrutes de estas fiestas y de todas las Navidades de una forma ecológica y te recordamos que estés atento a nuestras redes sociales para ver las mejores fotos de la fiesta.