¿En qué piensas cuando alguien pronuncia la palabra Navidad? Seguro que se te vienen a la cabeza imágenes de regalos, reuniones familiares, comida en abundancia, fiestas y excesos.

Celebra las Navidades con pellet
Caja de regalo con pellet

Sin embargo, la Navidad también puede ser sinónimo de naturaleza, ahorro, solidaridad y ecología. ¿Quieres hacer de tus Navidades algo verdaderamente inolvidable? Si la respuesta es afirmativa, sigue nuestras sugerencias para estos cinco conceptos y vivirás unas fiestas realmente especiales.

  1. Adornos

Lo primero que solemos hacer llegadas estas fechas es decorar nuestra vivienda y/o lugar de trabajo. Al hacerlo, escoge adornos realizados con material reciclado; puedes incluso engalanar la casa con dibujos o manualidades hechas con la ayuda de tus hijos o sobrinos, lo que seguro que les entusiasma.

Si además del tradicional belén tenéis por costumbre poner un árbol, no olvidéis llevarlo a un punto de recogida para que lo puedan trasplantar, en caso de ser natural.

Por último, si pones luces, asegúrate de que sean LED o utilicen bombillas de bajo consumo.

  1. Regalos

Ten cuidado de no caer en la enfermedad que acecha todas las Navidades, la fiebre consumista. Vacúnate contra ella y regala cosas hechas por ti o que realmente sean necesarias.

Si vas a comprar tus presentes, evita que tengan mucho embalaje o que funcionen a pilas (o si lo hacen que, al menos, puedan enchufarse también a la red).

Otra opción es hacer regalos con conciencia ecológica y que sirvan para inspirar a otros a ser más “verdes”, como por ejemplo: cubos para reciclar en casa, estufas de biomasa con sus correspondientes sacos de pellet, animales procedentes de refugios, etc.

  1. Comida

Sientes que tu estómago va a estallar, pero aún sigue habiendo mucha comida en la mesa; ¿te suena? Seguro que sí, porque es una situación habitual año tras año.

Para evitarlo, si tu eres el encargado de cocinar, no exageres y compra sólo lo realmente necesario para la cena o comida. Si eres el invitado, que no te dé vergüenza llevar el tupper y llenarlo con las sobras. Será comida que no acabe en la basura y no tendrás que cocinar al día siguiente.

  1. Fiesta

Al igual que con la comida, en Navidades también solemos excedernos con la bebida y las salidas nocturnas. Porque no cambias este “plan tradicional” por unas fiestas más en contacto con la naturaleza, ¿subiendo al monte la mañana de Año Nuevo con tu familia, por ejemplo? Cada vez son más las personas que se apuntan a esta idea y acuden al Adarra, Aralar, Gorbeia, Los Pirineos u otras cúspides donde pueden disfrutar de magníficas vistas y bellos paisajes.

Otra idea original si ha nevado, es acercarse al monte pero para bajar en trineo (puedes utilizar un plástico grande) o hacer un muñeco de nieve.

Con estos planes al día siguiente no te dolerá la cabeza y te sentirás mucho más animado.

  1. Energía

Luces, calefacción, agua… No solemos escatimar en ello en esta época. No obstante, llega enero y con la facturas, la famosa cuesta de inicios de año. Prepárate y acuérdate de apagar las luces, ajustar el termostato y cerrar los grifos.

Las Navidades también pueden ser un buen momento para apostar por energías limpias como la biomasa, la energía solar, etc. Además, si lo haces, tu bolsillo te lo agradecerá enormemente.

Si aplicas estos consejos vivirás unas fiestas únicas que te harán sentirte mejor contigo mismo y con los demás y empezarás el 2017 con muy buen pie, ya que habrás cumplido el propósito de ser más ecológico por adelantado.