¿Ya tienes preparados los buenos propósitos para el nuevo año? Nosotros te proponemos uno que tal vez habías olvidado: convertirte en una persona más comprometida con la ecología y el desarrollo sostenible y te damos 5 sencillos consejos para que puedas cumplirlo.

Dibujo hecho con pellet
Casa y árbol hechos con pellet
  1. Aplica la regla de las tres erres: reduce, reutiliza y recicla

Vivimos en una sociedad muy consumista y la mayor parte de las veces ni siquiera necesitamos lo que compramos. Antes de adquirir los regalos de Reyes del 2017 pregúntate si realmente son necesarios y si no estás comprando demasiados obsequios.

Una vez hemos reducido lo que compramos, hay que reflexionar sobre lo que ya tenemos. ¿Puedes reutilizar algo de lo que ya no usas? Seguro que sí. Recuerda que las botellas de plástico vacías, por ejemplo, son fácilmente convertibles en jarrones o se pueden utilizar para multitud de manualidades. ¡Pon en marcha tu imaginación y dales una segunda vida a tus pertenencias!

Por último, si aún no lo haces, ya es hora de reciclar. Hoy en día, hay muchas facilidades para hacerlo, ya que hay contenedores de vidrio, papel y plástico prácticamente en todas las esquinas; por tanto, no hay excusas que valgan. Y recuerda que el aceite usado, la ropa, los fármacos, las pilas o el material orgánico también pueden reciclarse llevándolos a los puntos habilitados para ello.

  1. Minimiza el consumo de agua, luz y energía

Cambiando pequeños gestos de tu vida diaria conseguirás reducir el consumo de agua, luz y energía en tu casa y empresa y ahorrar dinero en tu factura.

Algunas de las prácticas más importantes que debes interiorizar son los siguientes:

  • Utiliza el transporte público siempre que puedas
  • Apaga las luces de una habitación cuando salgas de ella
  • Desenchufa los aparatos que funcionan con batería cuando se hayan cargado del todo
  • Cierra el grifo cuando te cepilles los dientes o laves los platos y pon un limitador o difusor de caudal
  • Pide a las compañías o bancos que aún te mandan la correspondencia por correo tradicional que cambien al email
  • Utiliza bombillas LED
  • Emplea envases reutilizables para el café y otras bebidas y la comida
  1. Escoge electrodomésticos y aparatos eficientes

Cuando tengas que cambiar de lavadora o no te quede más remedio que tirar el frigorífico, sustitúyelos por aparatos que posean la etiqueta energética y la calificación A, la de mayor rango en eficiencia energética. No sólo estarás ayudando al medio ambiente, también ¡estarás ahorrando dinero en tu factura!

  1. Apuesta por la energía renovable

En cuanto tengas ocasión, cambia tus estufas y/o calderas tradicionales por unas de biomasa. Esta bioenergía es neutra en materia de emisiones de CO2 a la atmósfera, uno de los gases más contaminantes y peligrosos en la actualidad, por lo que su uso es muy recomendable.

Imagen de un bosque
Es importante proteger nuestros bosques

 

  1. Vuelve a lo natural

Olvídate de los productos de limpieza o belleza potencialmente tóxicos y supercontaminantes y escoge líquidos y/o polvos procedentes de plantas o esencias naturales.

Nuestras bisabuelas limpiaban sus casas con vinagre, limón y productos semejantes y siempre estaban impecables y olían a fresco. Recupera esta tradición y aplícala en tu hogar u oficina.

Por otra parte, tu piel te agradecerá que te pases a jabones y cosméticos naturales.

En cuanto a la comida, procura comprar alimentos cultivados sin pesticidas y si puedes cómpralos a granel y evita las bandejas de plástico y los envoltorios innecesarios.

Con todo esto te convertirás en una persona más ecológica y comprometida con tu entorno, pero también mejorará tu salud y ahorrarás en tus facturas. Sin duda, son excelentes motivos para que este año sí cumplas tus propósitos de Año Nuevo.